Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

¿Saben de qué vamos a hablar hoy verdad? Quizá con este tipo de prácticas sexuales a veces nos gana un poco la timidez y nos cuesta decirlo directamente.

Tal vez nos referimos a esa práctica como “por detrás” o apenas damos pistas de la dirección, pero, ¿por qué no le decimos como se llama? Sexo anal. Eso es.

En general las dudas más frecuentes sobre esta práctica sexual giran en torno al dolor, la limpieza o sobre si es o no realmente placentero. ¿Cómo pedirlo o proponerlo, y qué juguetes se pueden incorporar?

¡Quiero aclarar desde ya que me dirijo a todxs sin importar género u orientación sexual!

Habrá puntos que se dirigen más hacia el sexo anal heterosexual, pero igualmente esto aplica para cualquier relación sexual, ya que cualquier persona puede ser estimulada y penetrada analmente.

Antes de pasar a algunas recomendaciones, veamos un poco de anatomía de la parte que nos compete en esta ocasión: el ano. Su parte externa, cuenta con muchísimas terminaciones nerviosas y es por eso que su estimulación resulta muy placentera. En cuanto a la penetración, es importante saber cómo estamos diseñadxs. Tenemos dos esfínteres anales: externo y el interno. El externo lo controlamos de manera voluntaria; podemos contraerlo y relajarlo a nuestro deseo. En cambio, no podemos hacer lo mismo con el esfínter interno, que está más adentro.

Este músculo ayuda a cerrar la abertura anal para evitar la entrada de objetos que podrían dañar las paredes intestinales. Su acción es totalmente involuntaria, es decir, no es controlado por la conciencia humana, sino por el sistema nervioso autónomo (controla las funciones involuntarias de las vísceras, tales como la frecuencia cardíaca, la digestión, la frecuencia respiratoria, etc).

Si bien no somos capaces de ejercer completo control sobre el esfínter anal interno, sí podemos distender (aflojar) este músculo por medio de la relajación, casi que igual a como podemos bajar nuestro ritmo cardíaco por medio de ejercicios respiratorios. La condición normal del esfínter interno es de contracción.

Si el sexo anal resulta doloroso una razón es porque nos hace falta relajación y estamos forzando la entrada de algo que el cuerpo naturalmente se resiste.

por ahi no
Tumblr GIF

Algunos tips:

  1. DIY (do it yourself): Como regla para aventurarse en nuevas experiencias sexuales pienso que es necesario experimentar primero a solas antes de practicarlo con una pareja. Esto porque a solas no hay presiones, y nuestros cuerpos responden más fácilmente y naturalmente. Si les interesa probarlo, lo primero es averiguar si les resulta placentero por medio de la masturbación…
  2. Usar lubricante. A diferencia del pene o de la vagina, el ano NO LUBRICA. Así que es indispensable tener un lubricante a mano. En el caso de sexo anal ( con esto incluyo estimulación por fuera y penetración) no piensen que ” es demasiado lubricante”, todo lo contrario: entre más mejor. Lubricación= más placer, sexo más seguro. Recomiendo el lubricante a base de silicón.
    Empiecen con cosas básicas; si están masturbándose con una mano o un vibrador, usen un dedo de la otra mano para acariciar  (con lubricante) la parte externa del ano. Es necesario que pongan atención a las sensaciones que les produce, como si les intensifica o no la excitación o el orgasmo. ¡Acuérdense que con esto están estimulando dos zonas nerviosas (clítoris/pene y ano) en vez de una! Es muy posible que con sólo este tipo de estimulación sea suficientemente placentero y tengamos orgasmos más fuertes.
  3. Si les gustó jugar con la parte externa, y quieren seguir probando (ya sea en ese momento o en la próxima ocasión) intenten ir introduciendo un poquito el dedo. Con poquito me refiero hasta el primer nudillo del dedo, ya con eso es suficiente para ir probando. Para más adelante sigan experimentando con esa sensación. En el sexo anal TODO deber ir lento y gradualmente, por eso es necesario empezar con el dedo, y luego podemos pasar a más dedos, luego a plugs, bolas y masajeadores de próstata, hasta llegar a penetración más amplia o  profunda (dildos o pene).

     

  4. Cuando sientan comodidad con este tipo de estimulación/penetración y quieran pasar a más, les recomiendo juguetes sexuales anales. Primero los plugs anales, que son tapones diseñados exclusivamente para el placer sexual anal, son como un cono pero al final tienen una base plana para que no se pierdan adentro.
    Venden kits de entrenamiento, que traen diferentes tamaños y grosores. Con estos pueden ir intentando con una penetración más intensa, que les permitirá reconocer la necesidad de relajarse para pasar ese esfínter interno. Las bolas anales cumplen con el mismo propósito, pero, además, bridan
    soloanal
    Tumblr GIF

    una estimulación distinta al penetrar con cada bolita, poco a poco. Muchas personas reportan una inmensa intensificación del orgasmo al retirar las bolas cuando se vienen. En este caso, usen, tanto los plugs como las bolas durante la masturbación, pueden dejarlas adentro sin hacer nada y solo disfrutar de la sensación de llenura o presión. Otra opción es moverlos dentro, o meter/sacar lentamente.

  5. Los masajeadores de próstata están diseñados igual que los vibradores para punto-g en la vagina… Su diseño curvo permite un mejor alcance y estimulación a esta zona. Quienes lo hayan intentando y experimentado tendrán una mejor explicación de este orgasmo prostático, pero el tabú alrededor de la penetración anal para hombres hetero los inhibe un montón y los priva de este maravilloso clímax, entonces si no se atreven aun con sus parejas, pero les da curiosidad ¡pruébenlo solos! Igual que el sexo opuesto, empiezan poco a poco, busquen un juguete que sea para principiantes y que no tenga mucha cosa; luego, si les encanta encontrarán masajeadores de próstata con extensión para masajear perineo, con “cock ring adjunto, o con texturas más gruesas, etc. Una vez que se sientan cómodos compártanlo con sus parejas, expliquen cómo les gusta usarlo y ellxs pueden incorporarlo a una sesión intensa de placer oral y de estimulación de próstata…Todo la anterior puede ser con el juguete o a puro dedo 🙂
  6. Recuerden que al inicio pueden toparse con sensaciones extrañas que eventualmente se vuelven muy placenteras, pero NUNCA debería doler. Si hay dolor significa que no están lo suficiente relajadxs/excitadxs, no hay suficiente lubricación, o que están penetrando muy intensxs/rápidxs o que el juguete es aún muy grande o grueso para el “nivel” en el que se encuentran. En esos casos, mejor paren y empiecen todo de nuevo, porque nunca debería de haber dolor.
  1. Si les has gustado la sensación, entonces el próximo paso sería con algo más parecido a la penetración anal en pareja, o sea con un juguete sexual. La gama de formas, tamaños, materiales, y diseños es enorme, por eso lo más importante que deben tomar en cuenta es el material (recomiendo de silicona, vidrio o metal) y que tengan una base más plana o ancha para asegurarse que no se vaya a perder en el recto.
  2. Por último, la limpieza al jugar en esta zona es primordial. NUNCA pasen del ano a la vagina, sea con el dedo o con un juguete! Si tienen vibradores, lo ideal es tener uno para cada zona, pero sino, pueden o usarlos con condón y cambiarlo cuando cambian de zona, o deben lavarlo SUPER BIEN. Por eso el material del juguete es importante; entre más poroso (plástico, jelly) es más probable que materia fecal y bacterias se queden en el juguete, arriesgando darles infecciones.
Si probaron y no les gustó, ¡todo bien¡. Si probaron y sólo les gusto estimular el ano sin penetrar, ¡todo bien! Si probaron y les gusto todo ¡todo bien! No hay reglas en cuanto a lo que les debería de gustar o no, ni que porque les guste la estimulación externa quiere decir que también les va a gustar la penetración. Pero si es claro que cuando ustedes sepan qué les gusta es mucho más fácil que lo comuniquen y lo disfruten en pareja. Pueden haber cosas que varien, pero lo importante es tener conocimientos sobre sus cuerpos y sensaciones. El sexo anal es otra manera que podemos disfrutar del placer que nuestro cuerpo es capaz de darnos, otra manera de jugar en pareja, otra opción diferente y divertida para agregar al menú. 

One Response

Comments are closed.